Tamales Para Todos

Kimberly Medina, Enterprise Reporter

Este próximo martes, el 10 de diciembre, después de la escuela desde las 4 hasta las 6 p.m., Pascual tendrá un evento de preparación de tamal para difundir y compartir un poco de la cultura hispana que está presente dentro de la escuela. Todos los estudiantes serán invitados a preparar tamales con masa y rellenos en el salón 236.

Para el artículo final de la serie en la que hablamos sobre algunos de los alimentos hispanos encontrados durante la temporada de los días festivos, hablaremos sobre los tamales. Ahora, ¿qué precisamente son los tamales y por qué los estamos haciendo? 

No es ningún secreto que uno de los alimentos más populares que están presente en el espectro amplio de la cultura hispana son los tamales. Muchas personas dentro e incluso fuera de la comunidad hispana afirman que los tamales son su plato favorito.

Los tamales se hacen principalmente durante las vacaciones navideñas o durante las temporadas más frías. Son lo que muchas familias hispanas esperan más durante esta época del año. Hay muchas variaciones de este alimento que atrae a una amplia gama de entusiastas del tamal en varios países.

Los tamales se hacen comúnmente de masa harina que se mezcla con aceite vegetal o manteca de cerdo y una gran cantidad de condimentos, con la sal siendo el más importante. Dependiendo de la región, los condimentos pueden variar desde caldo de res o pollo hasta puré o polvo de chile, comino, pimienta e innumerables otras especias. Una vez que se ha hecho la masa, se coloca en hojas de maíz limpias o, en algunos países, en hojas de plátano. Luego, la masa se llena con ingredientes como carne de cerdo, carne de res, papas, frijoles, arroz o vegetales. Puede encontrar muchas variaciones de este tipo de alimentos en México y los países de América Central y del Sur.

Aunque se desconoce exactamente cuándo y dónde se originaron los tamales, ha sido etiquetado como un plato tradicionalmente mesoamericano. El consumo de tamales se remonta a los días precolombinos dentro de las tribus aztecas. Curiosamente, los aztecas incluso los sirvieron a los españoles que invadieron México en el siglo XVI. El tamal creció rápidamente en popularidad, así como en diversidad en todos los países hispanos de las Américas. Eventualmente se convirtió en un plato que se prepara con mayor frecuencia durante las temporadas festivas, y desde entonces se ha convertido en una tradición en muchas familias hispanas.

Hoy, los tamales continúan siendo uno de los alimentos hispanos tradicionales más populares que se hacen durante las vacaciones navideñas. Pascual se unirá a la tradición con un evento de preparación de tamales en el que todos los estudiantes serán bienvenidos el 10 de diciembre, después de la escuela, para hacer tamales. ¡Justo a tiempo para la temporada navideña!